© Comunidad de Cazadores del Concejo de Valdés 
COMUNIDAD DE CAZADORES DEL CONCEJO DE VALDÉS
Inicio Novedades Caza Mayor Caza Menor Recechos Cacerías Estadísticas Estatutos Cuarteles Plan de Vedas Galería

Disposición  General de Vedas

2019 - 2020

BOPA Nº 41 del jueves 28/02/2019
Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente
Resolución de 22 de febrero de 2019, de la Consejería de infraestructuras, ordenación del Territorio y Medio Ambiente, por la que se aprueba la disposición general de vedas para la temporada 2019-2020 en el territorio del Principado de Asturias. En cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 20 de la ley del Principado de Asturias 2/89, de 6 de junio, de Caza, y 42 y 43 del reglamento de la ley, oído el Consejo regional de la Caza en su reunión de 21 de febrero de 2019, se aprueba la disposición General de Vedas que regirá en la temporada de caza 2019-20, en el territorio del Principado de Asturias. 2.—De la caza mayor 2.1. Modalidades de caza 2.1.1. Rececho: Modalidad practicada por un solo cazador, acompañado de guarda y dirigida a la captura de ejemplares adultos de rebeco, venado, corzo, gamo o jabalí. El rececho de jabalí se practicará preferentemente en aquellas áreas en las que no se programen batidas por ser frecuente la presencia de oso pardo (ursus arctos), según resolución de 3 de julio de 2003, apartado “a”, punto 1.º, entre el 1 de diciembre y el 15 de agosto. estos recechos se programarán en el Plan de Caza de las reservas y en los Planes Técnicos de los Cotos Regionales de Caza pudiendo estudiarse autorizaciones específicas por otras causas justificadas. 2.1.1.1. Rececho trofeo: Modalidad practicada sobre ejemplares adultos de rebeco macho y hembra, venado macho, corzo macho y gamo macho con características propias de trofeo. 2.1.1.2. Otras cacerías: caza selectiva y descastes. La caza selectiva es una modalidad de rececho que se practica con el objeto de eliminar ejemplares adultos cuyas características fenotípicas indican baja calidad cinegética. se practica sobre ejemplares macho de gamo, corzo y venado y sobre machos y hembras de rebeco de acuerdo a los criterios técnicos establecidos. Los descastes se practican, sobre hembras de cualquier especie cinegética, con objeto de controlar el incremento excesivo de ejemplares en una población y una especie determinadas, o con objeto de corregir su razón de sexos. Los trofeos de este apartado se consideran no homologables, de acuerdo con los criterios técnicos establecidos por el servicio de Caza y Pesca. 2.1.1.3. Aguardos o esperas: Se trata de una modalidad de caza en la que un sólo cazador, acompañado de guarda, espera a una determinada pieza de caza que tiene querencia por una zona concreta, en la que produce algún tipo de daño. Las sociedades adjudicatarias de Cotos regionales de Caza podrán solicitar aguardos por causas de fuerza mayor, como graves daños a los cultivos, seguridad vial o perjuicio a especies catalogadas en “Peligro de extinción”, por lo que se podrán desarrollar excepcionalmente cacerías en esta modalidad, con autorización expresa para cada caso del servicio de Caza y Pesca. esta modalidad de caza se desarrollará por un solo cazador, y siempre bajo la supervisión y presencia de un Guarda rural, cualquier día de la semana, con una duración de uno a tres días. 2.1.2. Batida: En reservas regionales de Caza: modalidad practicada en cuadrillas, conforme al artículo 72.b del decreto 24/1991 de 7 de febrero de Reglamento de Caza de Asturias. Los cazadores que figuren en el permiso como reservas, podrán participar en la cacería tan sólo cuando alguno de los titulares no pueda iniciar la misma, no admitiéndose sustituciones una vez iniciada la cacería. en las batidas de venado y gamo se autoriza el empleo de un máximo de cinco perros de rastro. En el resto de terrenos cinegéticos: modalidad practicada en cuadrillas cada una de las cuales estará formada por un número de cazadores fijado según criterio de las Sociedades, entre un mínimo de 8 y un máximo de 25 y de acuerdo con las características del Coto, auxiliados por un máximo de 10 batidores o monteros que no podrán portar armas ni productos de pirotecnia, excepto en los Cotos regionales de Caza gestionados directamente por la administración en la que los integrantes de las cuadrillas deberán ser 12 cazadores como mínimo y 25 cazadores como máximo. en las batidas de corzo y jabalí está autorizado el empleo de un máximo de 10 perros. en las batidas de venado y gamo está autorizado el empleo de un máximo de 5 perros. En los Cotos regionales de Caza, los cambios extraordinarios de fechas o áreas de caza en las batidas, deben ser comunicados y debidamente justificados al Servicio de Caza y Pesca y deberán ser puestos en conocimiento de los socios que practiquen la caza menor en esas áreas. 2.2. Épocas de caza
2.3. Duración máxima de los permisos: Para cazadores no turistas:
Para cazadores turistas y caza con arco: Un día más en todos los permisos, excepto en las batidas. los cazadores con permisos de turismo y de caza con arco, dispondrán de un día más en los recechos, que deberá ser anterior o posterior a los días hábiles del permiso de caza establecido con carácter general. 2.4. Días hábiles:
En las reservas regionales de Caza y en la modalidad de rececho, en caso de que no sea posible iniciar la cacería en la fecha establecida, debido a fenómenos meteorológicos extraordinarios y otras causas justificadas, el titular del permiso remitirá escrito indicando que la cacería no pudo completarse, adjuntando informe escrito del Guarda responsable de la cacería con el visto bueno del Guarda mayor. en esas circunstancias, y siempre que se acredite que no hubo oportunidad de ningún lance, la dirección General de biodiversidad, a través del servicio de Caza y Pesca, podrá conceder un día hábil más al permiso de caza, que sólo podrá llevarse a cabo en la misma temporada, cuando cesen las causas que impidieron la cacería y siempre que haya disponibilidad de guardería. En las mismas circunstancias que se indican en el párrafo anterior, en los Cotos regionales de Caza, el Presidente de la sociedad adjudicataria remitirá informe escrito indicando que la cacería no pudo realizarse, adjuntando informe escrito del Guarda de Campo responsable de la misma, acreditando la imposibilidad de inicio de la cacería y de la inexistencia de lance alguno, ante lo que la dirección General de biodiversidad, a través del servicio de Caza y Pesca, podrá igualmente conceder un día hábil más al permiso de caza en la misma temporada. 2.5. Particularidades a la norma En el Plan de Caza de las reservas regionales de Caza se establecen particularidades respecto a los días hábiles, cupos, duración de permisos y períodos para la caza en rececho y batida. En los Planes de Aprovechamiento de los Cotos Regionales, se podrán modificar los días hábiles de caza, de forma debidamente justificada, aunque ese cambio no podrá sobrepasar semanalmente los días autorizados de cacerías para cada especie y modalidad de caza. En las batidas de jabalí, y habida cuenta de la redacción de la nueva Ley de Tráfico, no estará permitida la modificación de la fecha de la batida a no ser por motivos debidamente justificados. En este caso y en el recogido en la párrafo anterior será necesaria comunicación escrita previa, con la antelación necesaria, a la dirección General de biodiversidad. 2.6. Horas hábiles: En general se podrá practicar la caza desde el orto hasta el ocaso, excepto en los aguardos o esperas, en los que se podrá practicar la caza dos horas antes del orto y hasta dos horas después del ocaso. 2.7. Cupos de Caza: 2.7.1. Cupos en reservas regionales de Caza:
En las reservas regionales de Caza y con el objeto de controlar las poblaciones de las especies cinegéticas, se podrán realizar modificaciones de las épocas de caza y de los cupos de captura, por Reservas y/o áreas de caza, así como practicar caza selectiva y caza de ejemplares adultos no homologables, según las necesidades de gestión de las mismas. 2.7.2. Cupos en Cotos regionales de Caza y Cotos Privados de Caza:
2.7.3. Cupos excepcionales en los Cotos regionales de Caza. Cuando por razones de orden biológico sobre especies alóctonas, pretendan disminuirse las poblaciones de las especies gamo y ciervo, los Cotos regionales de Caza podrán exceder los cupos mencionados en 2.6.2, siempre que se haga constar explícitamente en los Planes de aprovechamiento anuales. En las batidas de jabalí podrán abatirse ejemplares de las especies ciervo y gamo en aquellos Cotos regionales de Caza que así lo soliciten en el Plan de Aprovechamiento correspondiente, mediante una adecuada justificación técnica. En los Cotos regionales de Caza gestionados por la administración no se establece un cupo máximo de jabalíes adultos a abatir. 2.8. Protección a la Caza mayor Queda prohibido: 2.8.1. La caza de crías de jabalí (rayones), y de crías de venado, gamo, corzo y rebeco, entendiéndose por cría los ejemplares con características morfológicas propias y evidentes de juvenil. 2.8.2. La caza de hembras seguidas de cría. 2.8.3. La caza de machos adultos de gamo, corzo y venado desmogados. 2.8.4. El ejercicio de la caza mayor en los terrenos cinegéticos de aprovechamiento cinegético común (zonas libres), excepción hecha de las cacerías que expresamente autorice la dirección General de biodiversidad. 2.8.5. La utilización de perros de rastro en las cacerías de menor, excepto en el caso de las cacerías de zorro y de liebre. 2.9. Finalización de las cacerías en las reservas regionales de Caza y otros territorios dependientes de la gestión cinegética del Principado de Asturias, así como en los Cotos regionales de Caza. Además de lo establecido en el artículo 76 del Reglamento de Caza, las cacerías finalizarán de acuerdo a lo siguiente: 2.9.1. Rececho: Cuando se produzca un lance con sangre o tres lances con disparos pero sin producir sangre. 2.9.2. Batida de jabalí, venado hembra y corzo: Cuando se efectúen cuatro ganchos sin sangre o tres con sangre. Las cacerías finalizarán cuando se consiga abatir la pieza principal del permiso de caza, excepto en la celebración de permisos de caza de corzo en los Cotos regionales de Caza. Otras situaciones: Serán causa de suspensión y finalización de una cacería, el incumplimiento evidente y manifiesto de las normas de desarrollo y seguridad, la negativa a la identificación y la obstrucción o falta de colaboración con el personal competente, es decir: el personal de la Guardería de medio natural, la Guardería rural de las sociedades adjudicatarias de los Cotos y las fuerzas y Cuerpos de seguridad del estado, en el ejercicio de sus funciones.